apego-trae-dolor-y-sufrimiento

Porqué el apego trae dolor y sufrimiento

Es evidente que nadie quiere sufrir. Eh ahí la importancia del desapego.

El apego es una forma de deseo y de aferrarse a algo que queremos conservar como propio. Estos apegos muy bien pueden ser a objetos materiales, personas, a un estatus social, a una cuenta bancaria abultada, o a la belleza física.

El sufrimiento puede comenzar por la cosa mas pequeña.

Así es como el apego causa dolor porque perturba nuestra paz mental.

Cuando tememos perder algo, sufrimos, ¡incluso antes de haberlo perdido!

El apego es un distractor numero uno de nuestro desarrollo espiritual.

La fuerza del apego puede sacarnos del camino espiritual.

En la autobiografía de Yogananda se observa un ejemplo humorístico de apego.

“Un recuerdo temprano fue mi deseo de un perro feo que pertenecía a un vecino. Mantuve mi casa en desorden durante semanas para conseguir ese perro. Mis oídos estaban sordos a las ofertas de mascotas con una apariencia mas atractiva».

Moraleja de la historia:

“El apego es cegador, presta un halo imaginario de atractivo al objeto de deseo”.

Es fácil ver cuando estamos apegados a una cosa, un objeto fuera de nosotros. Si perdemos esa cosa, nos sentimos angustiados. Lo extrañamos y consideramos reemplazarlo, o sufrimos mas cuando creemos que es irreemplazable.

Así mismo, el apego a los puntos de vista e sel mayor impedimento para el camino espiritual.

El apego es bueno y apropiado, cuando estas apegado a tu propio bienestar físico, mental y espiritual. Ya que, sin un compromiso a tu propio bienestar, tu salud se deterioraría.

Entonces cuida tu salud mental, física y espiritual. Eligiendo buenas compañías y evitando las influencias toxicas.

Pocos nacen con la habilidad natural de discernir. Esto requiere claridad mental y fuerza. Debemos ser capaces de ver nuestros patrones de pensamiento y cambiarlos cuando sea necesario.

La meditación es una herramienta para calmar el parloteo interno mental.

La felicidad existe en todos nosotros y es gratuita. No tenemos que adquirirlo a través de la riqueza, la fama o posesión de cosas. Por ende el desapego de todas estas cosas es la puerta hacia la felicidad y libertad verdadera.

Además de apegarse a cosas materiales, la mente también se apega a pensamientos, sentimientos, imágenes de nosotros mismos.

El apego excesivo contribuye a la inflexibilidad psicológica y al estancamiento.

También te puede interesar:

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.