Por el motivo que sea, la pérdida de un ser querido afecta nuestra salud mental y puede producir un estado de depresión que nos impida seguir con nuestra vida. Esto es especialmente cierto en los casos en los que una persona muere a causar de una situación inesperada, como un homicidio o un accidente de coches. Aunque sea difícil sobrellevar este tipo de circunstancias, es importante que trabajemos para hacer el duelo y sanar las heridas. Aunque todas las personas reaccionan de distintas maneras a la muerte, algunos consejos ayudan a todos por igual. A continuación, daremos algunas recomendaciones sobre cómo superar la muerte de un ser querido.

Muerte, Funeral, Ataúd, Luto, Ceremonia, Pérdida

Consejos para lidiar con la pérdida

La muerte de un ser querido, sin importar si se trata de un amigo o un familiar, es el mayor reto que tendremos que enfrentar en nuestra vida. Sin embargo, los profesionales coinciden en que superar una situación como esta puede ayudarnos a alcanzar una nueva perspectiva y una actitud renovada hacia la vida. Estos son algunos consejos para lidiar con la pérdida de una persona cercana y seguir adelante:

  • Hablar con otras personas respecto de lo sucedido. Entender la muerte del ser querido puede ayudarnos a seguir adelante. Está demostrado que quienes niegan lo que ocurrió tienen más dificultades para superar la depresión.

Admitir lo que uno siente. Tras la muerte de una persona, es normal tener todo tipo de sentimientos. Algunos experimentan enojo, mientras que otros, solo tristeza. Sin importar qué se siente, es imprescindible aceptar nuestros propios sentimientos para poder aprender a lidiar con ellos. La negación es otro de los motivos que no nos permiten seguir adelante.

Cuidarse. Es importante que, tras la muerte de un familiar, sigamos haciendo un esfuerzo por cuidar nuestra salud. Comer equilibradamente y hacer ejercicio son buenas maneras de lidiar con esta situación, ya que nos harán sentir mejor.

Recordar al ser querido. Compartir anécdotas del fallecido con otras personas y recordar los buenos momentos nos ayuda a seguir adelante. Además, se puede honrar a esa persona a través de actos tan pequeños como plantar un árbol en su memoria. Estas pequeñas cosas pueden proporcionarnos un gran alivio y hacernos sentirnos mejor.

Ayudar a otros a superar su pérdida. Puede que nuestra propia familia esté experimentando las mismas sensaciones que nosotros. Apoyarse los unos a los otros es una de las mejores maneras de salir adelante.

¿Cuándo hay que consultar a un especialista?

Algunos casos requieren la ayuda de especialistas. Según el tipo de muerte, puede que, incluso, debamos consultar con un abogado. Estos procesos suelen ser, aun, más dolorosos para los allegados del fallecido, por lo que se recomienda acudir a un profesional que nos ayude a lidiar con el estrés y el dolor producido por la muerte. Un psicólogo estará capacitado para ayudar a una persona a encontrarle un sentido a la pérdida de su familiar. Por lo tanto, siempre que se necesite ayuda para salir adelante, es recomendable hacer terapia. La terapia contribuye a proporcionar estrategias que sirvan para afrontar la pérdida y seguir viviendo.

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.