sacar-la-ira-sin-lastimar-a-nadie

Cómo sacar la ira sin lastimar a nadie,

La ira es una emoción y es perfectamente aceptable,

Sin embargo lo que es inaceptable es cuando volvemos ese enojo para lastimar a las personas que apreciamos o a aquellas que nos rodean.

Además, desahogar esa ira con los animales u objetos tampoco es aceptable.

No obstante hay formas de transformar esa emoción y hacer de ella algo constructiva en lugar de destructiva en nuestra vida.

Por ende aquí te presento las 6 formas de liberar la ira sin lastimar y destruir a los demás:

  • Ser consciente de lo que en realidad es la ira y de dónde proviene. Si bien es cierto que muchos la conocen como una emoción negativa, pero ir mas allá y ver desde dónde se ha originado. En otras palabras, la ira es una respuesta a un estimulo.

Un ejemplo a ello podría ser el resultado de haber perdido a alguien amado, y por lo tanto esto conlleva a una tristeza, pero a su vez desafortunadamente esta tristeza también puede producir enojo. Y entonces la sensación de sentirse hostil a uno mismo, además de el enojo con otras personas que pensamos que son culpables de nuestra tristeza.

De la misma manera puede ocurrir cuando te decepcionas, lo cual puede alimentar la ira; por ende es importante darse cuenta que la ira es el resultado de otra emoción causada por un acontecimiento.

Además hay muchas mas situaciones que pueden alimentar la ira aparte de la decepción y la tristeza como se mencionó anteriormente.

La ansiedad, el miedo y la frustración también pueden alimentar la ira. Entonces lo esencial seria ir a la raíz de lo desencadenante de la ira y profundizar en esas emociones o situaciones primarias.

Ser conscientes de que en realidad no somos esas emociones, puesto que esas emociones nos vienen a enseñar algo que no estamos viendo a simple vista, y viene de algo mas profundo. Entonces la meditación juega un papel muy importante y enriquecedora, ya que te lleva a conectar con tu alma, con la esencia mas profunda que yace en tu interior.

La practica de la meditación es sanadora, y te lleva a aceptarte tal y como eres, tanto con tus partes oscuras como luminosas, y no juzgarte por sentirte y experimentar estas emociones negativas, sino hacer las pases y trascenderlas.

Entonces empiezas a manejar tus emociones y no dejas que ellas te manejen.

  • Acepta la ira como una parte normal de tu existencia, y trata de hacer las pases con ella de una manera constructiva. Al aceptar esta parte incomoda como una parte de ti, entonces sales de la lucha de huir de esta emoción y en cambio la aceptas y profundizas para ir al origen de esa emoción y luego sanar esa emoción en ti, con amor.

No obstante el ahondar en estas emociones negativas y hacer las pases con ellas, no es tan fácil como decirlo; es un trabajo interno que requiere toda nuestra atención, se trata de sanar esas heridas internas.

No te juzgues a ti mismo por sentir como te sientes cuando se presenta esta emoción, por el contrario tratate con amor, con compasión, practicar el amor propio es imprescindible para allanar el camino.

  • Reconocer la presencia de la ira es un paso muy importante para liberar la ira sin lastimar a otras personas. Ser consciente de que la ira no eres tú, no te identifiques con ella. Un método fácil es hacer el siguiente ejercicio:

En el momento en que sientas que la ira se esta acumulando en ti, es esencial poner en practica la respiración consciente; respira lenta y profundamente 5 veces, llevando el aire hasta la base del estomago (tal y como respiran los bebes), se consciente del aire que entra y sale de tu interior, inhalando por la nariz y exhalando por la boca.

Entonces al reconocer la presencia de esa emoción de ira en nosotros, nos hacemos conscientes de que es solo una emoción y que la podemos cambiar y no al revés.

  • Sé claro acerca de las cosas que son importantes para ti. Al enfocarte en las cosas que son importantes para ti, liberas la ira sin herir a los demás.  En conclusión te enfocas en ser la mejor versión de ti, ya que muchos ni siquiera lo tienen claro de quienes son en verdad, no se conocen profundamente, por estar constantemente en lo que hace o dice el otro.

Al enfocarte y tener claridad en tu propósito y misión de vida, resulta mucho mas ligero el viaje en esta vida.

Además que gracias a esta emoción negativa, te vuelcas a darle esa búsqueda de tu propósito en la vida. Ya que la mayoría de las personas con frecuencia luchan por encontrar sus valores y el sentido de su vida.

  • Empieza con pequeños pasos pero muy concretos. Ya que nadie puede dominar el control de la ira de la noche a la mañana, se requiere de paciencia y amor hacia uno mismo. Y para ello es importante aceptar esta emoción para luego dejarla ir, de esta manera te deshaces de la ira de una manera constructiva.
  • Sé agradecido cada día, estos simples actos disminuyen la intensidad de las emociones negativas.

Entonces será mucho mas fácil manejar tus sentimientos, de manera que no incluya lastimar a los demás.

Sentirse enojado por ciertas molestias diarias como lidiar con el trafico, comentarios sarcásticos de los compañeros de trabajo, esperar largas colas, entre otros; si bien estas situaciones pueden dar como resultado a sentirnos enojados. Pero pasar todo el tempo enojado es algo que puede volverse destructivo emocionalmente.

Así mismo reprimir esta emoción puede provocar reacciones físicas y emocionales.

Entonces expresar ese enojo de una manera saludable puede incluso hacer que sea menos probable que desarrolles una enfermedad cardíaca.

Repite lentamente frases tranquilizadoras como: “Tómalo con calma” o “Todo esta bien”, hacerlo tanto en voz baja o alta, e incluso en tu cabeza.

Incluso puedes tener a la mano, ya sea en tu teléfono frases reconfortantes.

Visualiza o imagina un lugar real o imaginario el cual te haga sentir feliz, tranquilo y seguro. Bien podría ser ese viaje de campamento tan esperado, o que hiciste el año pasado, una playa exótica la cual te gustaría visitar algún día. Imagínate como si ya estuvieras ahí.

Mueve tu cuerpo conscientemente mediante algún ejercicio o yoga, baile, dar un paseo; ya que al estar quieto puede que te sientas mas ansioso o nervioso.

Todo el mundo tiene días malos de vez en cuando, todo siempre esta cambiando, si hoy fue un día no tan bueno, eso no dice que al otro día será igual.

También puedes desahogar tu ira y frustraciones conversando con algún familiar o amigo de confianza, y así evitas que explote en tu interior y por ende lastimar a alguien mas.

Calma tu ira con humor, lo cual no quiere decir que tengas que reírte literalmente de tus problemas; sino mirarlos de una manera mas alegre que pueda ayudar.

Cambia de aires de tu entorno inmediato. Sal a caminar un rato y cuando regresas habrá cambiado algo.

Intenta cambiar de rutina, encuentra alternativas ya sea para tu viaje al trabajo, a los estudios, etc.

Busca ayuda, si vez que la situación se intensifica, es muy normal y saludable pedir ayuda ya sea de un profesional o alguien de confianza que sientas que pueda escucharte.

También te puede interesar:

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.